BRAIS MARTÍNEZ

La Asociación Animalista Libera ha señalado esta mañana la necesidad de que el Concello de Gondomar aclare los términos de cumplimiento de su competencia de recogida y acogida de animales abandonados y extraviados, al haber detectado un creciente número de quejas vecinales al respecto de una especie en concreto, los felinos.

Los animalistas advierten que la no disposición de un servicio contratado o conveniado en los términos que fija la Ley de Bienestar Animal de Galicia podría dar lugar a un incumplimiento parcial, ya que en sus definiciones de “animal de compañía” se detallan al menos tres animales: Perros, gatos y hurones, por lo que un servicio de estas características debería dar respuesta no sólo al caso de canes en la vía pública.

En este sentido consideran que el gobierno local no está dando una respuesta adecuada a la problemática en relación a los gatos ferales, donde no existe tampoco un programa de gestión bajo el modelo CER (Captura-Esterilización-Retorno), una medida que ya se aplica en varias localidades gallegas y que contribuye a una mejor salud y control poblacional de las colonias.

Libera señala que el modelo de recogida impulsado por la Diputación de Pontevedra, y al que estaría adherido el Concello de Gondomar según la página web de CAAN, el Centro de Acogida y Protección de Animales, debe abordar cómo da respuesta a los avisos sobre gatos abandonados y extraviados, ya que de lo contrario se estaría incumpliendo la norma autonómica.

Además los animalistas han trasladado, junto con la Coalición SON, una iniciativa en la institución provincial para preguntar precisamente por el nivel de cumplimiento de la legislación sectorial y por el resultado del abandono felino en los municipios adheridos al programa de acogida del centro ubicado en Armenteira.