«Lieders» de Rosalía de Castro es una declaración de libertad y está considerado como el primer manifiesto feminista publicado en Galicia. Desde hoy, Día das Letras Galegas, la autora de esta oda ondeará en los mares gallegos gracias al tributo que le ha brindado la Asociación Piueiro de A Guarda,  que esta mañana estrenó su nueva vela con la imagen de Rosalía y la leyenda «Eu son libre».

Joaquín Cadilla, presidente de la Asociación y hombre de mar, explica que eligieron la figura de la poetisa padronesa como emblema por ser «a atadeira da nosa cultura e, desde o ano pasado, tamén estrela no firmamento que nos guiará nas rutas polo océano da nosa Cultura, de porto en porto. Da Guarda a Ribadeo«.

El estreno de la vela coincidió tristemente en la misma semana de la muerte de Staffan Mörling, etnógrafo y antropólogo sueco que, desde su primera visita a Galicia en 1964, se convirtió en un gran conocedor, defensor y divulgador de la cultura marinera gallega. Su recuerdo también fue izado con la simbólica vela de Piueiro tras un sentido minuto de silencio.

El acto de esta mañana, en el que se recitó un fragmento de Canteras Gallegos mientras las gaitas clamaban el himno del antiguo Reino de Galicia antes de soltar al viento el himno oficial, tuvo lugar en el Monte Real Club de Yates de Baiona, donde hiberna el volanteiro, el barco reconstruido por la Asociación Piueiro, a la espera de volver a casa: el puerto de A Guarda. Desde allí partirá, cuando la pandemia lo permita, en viajes educativos y culturales.

En el acto participaron, además de los miembros de la asociación, la madrina y el padrino de la embarcación:  Paula Alfonso y Javier de la Gándara.

El volanteiro es un tipo de embarcación tradicional del que se tiene referencia desde el siglo XVII, que vivió su momento de mayor gloria en el XIX y que desapareció a comienzos del XX coincidiendo con la aparición de los arrastreros.

Fragmento de «Lieders»

….Yo, sin embargo, soy libre, libre como los pájaros, como las brisas; como los árboles en el desierto y el pirata en la mar …