El pasado día 13 de febrero, las formaciones locales de Podemos Nigrán e Izquierda Unida, lanzaron una propuesta para que se destinara parte del remanente liberado al banco de alimentos, después de escuchar las quejas de varios usuarios, que explicaban que los lotes que se entregaban eran insuficientes.

Esperan que con este aumento económico llegue a los usuarios los productos básicos que permitan tener una nutrición equilibrada, sobre todo en aquellas familias en la que hay menores.

Por otro lado, solicitan al Concello la mejora del departamento de Bienestar Social con un aumento de personal, como ya se aprobó en el año 2016.