ALFREDO// Puerto de Baiona

Portos de Galicia, dependiente de la Consellería do Mar, tiene en vigor desde el inicio de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 un paquete de medidas de flexibilización del pago de las tasas portuarias con la finalidad de aliviar la situación económica de sus usuarios y favorecer que dispongan de liquidez.

En este marco de apoyos, el ente público que preside Susana Lenguas retrasará nuevas tasas a los administrados hasta dos meses después de la finalización del estado de alarma.

Con esta medida, Portos de Galicia pretende contribuir a rebajar posibles tensiones de tesorería a las entidades y empresas usuarias de los puertos y contribuir a que puedan mantener su actividad una vez superada esta situación excepcional por la alerta sanitaria. A mayores, los contribuyentes podrán beneficiarse de los aplazamientos y fraccionamientos habitual previstos tanto en la ley general tributaria como en los reglamentos de recaudación en vigor en la comunidad.

Ante las numerosas consultas en este sentido que se están recibiendo en el ente público, Portos recuerda que a día de hoy no puede conocerse aun el alcance y consecuencias del estado de alarma, tanto para los usuarios como para el propio organismo autónomo, por lo que las medidas adoptadas responden a las posibilidades de actuación inmediata dentro del marco regulador autonómico y estatal que le es de aplicación.