PP y C´s de Baiona muestran su malestar por haberse enterado por la prensa de la suspensión de la Festa da Arribada prevista para el mes de octubre por parte del gobierno local. Ambos grupos municipales califican esta forma de actuar de «desplante» a la oposición a la que, sin embargo, el tripartito sí consultó a principios de año cuando plantearon aplazarla de marzo a octubre por la pandemia. «Decisión que ambos grupos apoyamos en pleno«.

«En aquel momento sí se nos tuvo en cuenta y ahora se nos ignora. Si realmente existen motivos sanitarios para tomar esta decisión la apoyaríamos sin ningún problema, pero sospechamos que el motivo vuelve a ser la improvisación y el descontrol de este gobierno local que en seis meses no ha sido capaz de organizar una Arribada, que ya sabíamos que iba a ser diferente, para garantizar la seguridad de los asistentes», opinan los dos partidos de la oposición baionesa.

«La Corporación municipal firmará una batería de medidas para garantizar que la Festa da Arribada sea sanitariamente segura«, «declaraba el alcalde de Baiona, Carlos Gómez, el pasado 5 de marzo en los medios de comunicación, pero han pasado cinco meses y no ha presentado nada. Sin embargo, otros concellos con eventos similares apostaron por llevarlos a cabo y para ello trabajaron en adaptarlos para que pudiesen celebrarse de una forma segura«, explican.

Por el contrario, -dicen- desde marzo el gobierno local ha mantenido activa una campaña de promoción y publicidad de la Festa a través de un vídeo promocional, vallas y anuncios en medios de comunicación que ha supuesto un gasto importante de dinero público irrecuperable. «Se preocupan por la publicidad cinco meses antes pero no de la organización, es incongruente y demuestra la ausencia total de gestión del tripartito que nuevamente pagarán el comercio y la hostelería de nuestro pueblo al privarles de la fiesta más importante de Baiona«, lamentan PP y C´s.