Ánxela Fernández y Ramón Fernández Leal

El Concello de O Rosal celebró este lunes un pleno extraordinario en el Centro Social Polivalente en el que tomó posesión el nuevo concejal municipal, Ramón Fernández Leal, que estará al frente de los departamentos de Participación Veciñal y de Voluntariado, de nueva creación, para darle un mayor peso a unas áreas de gran importancia en el municipio, que cuenta con un amplio y activo tejido asociacionista.

Maestro jubilado, con experiencia política y muy comprometido socialmente, Fernández Leal también complementará otras áreas del Concello y se sumará a un proyecto de equipo en el que acercará su saber estar y escuchar, su veteranía y su disponibilidad para dedicar tiempo a la gestión municipal.

Movilidad sostenible

Durante el pleno también se aprobó el convenio de colaboración con la Diputación para la ejecución de la fase 1 de las obras de mejora de la movilidad peatonal entre dos núcleos de la ribera de O Rosal como son Tabagón y As Eiras, así como con núcleo urbano de Goián. Un proyecto en la carretera provincial EP 3303 de importante calado para el Concello con el que se busca mejorar las comunicaciones de una manera sostenible en el que las personas sean la prioridad, fomentando la calidad de vida en el rural. El convenio se aprobó con los votos a favor de BNG y PSOE y con la abstención del PP.

Enmarcado en el Plan de Movilidade Urbana e Sostible del Concello de O Rosal, el proyecto busca recuperar espacios para las personas de una manera planificada y ordenada y siguiendo criterios objetivos consensuados con la administración provincial.

Se trata de un “novo concepto de mobilidade que suporá unha transformación total en termos de comunicación entre os núcleos rurais que se realizará grazas á capacidade do Concello para sacar adiante en menos dun ano un proxecto considerado prioritario para a Deputación de Pontevedra, que xa comprometeu gasto para facelo realidade”, subraya la alcaldesa, Ánxela Fernández.

La puesta en marcha de estas obras es una “oportunidade histórica despois de estar catro anos sen que se executasen proxectos e seguiremos traballando noutras iniciativas de mobilidade para transformar O Rosal. É hora de pensar na mobilidade dun xeito novo e diferente no que se lle dea protagonismo ao que verdadeiramente importa: as persoas. E hai que facelo apostando sempre pola sostibilidade e poñendo en valor o ámbito natural”, recalca la regidora.

La fase 1 del proyecto contempla la creación de una senda peatonal y ciclista en esta carretera, además de la renovación de la red de drenaje existente, la ejecución de la canalización enterrada para la futura renovación de la red de alumbrado público o la instalación de medidas reductoras de velocidad, entre otras acciones.

Estas obras tendrán un coste total de 650.000€, de los que el 80% irá a cargo de la Diputación de Pontevedra y el otro 20% del Concello de O Rosal.