En la actualidad sigue existiendo una situación de crisis sanitaria por la pandemia por el nuevo coronavirus SARS- CoV-2 (ómicron). La población de Galicia es un referente en cuanto a la adherencia al programa de vacunación frente a la COVID-19, estando el 85,2% vacunada con pauta completa, y avanzando muy favorablemente en la vacunación con la dosis de recuerdo.

No obstante, sigue siendo necesario aplicar el deber de cautela y protección, por lo que todos los ciudadanos deberán adoptar las medidas necesarias para evitar la generación de riesgos de propagación de la enfermedad COVID-19, así como la propia exposición a dichos riesgos.

En este contexto, para el desarrollo de unas fiestas de Navidad con “sentidiño” en el ámbito social, se establecen las siguientes recomendaciones:

  1. Uso de mascarilla: llévala siempre puesta y bien colocada, y quítala sólo en el momento de comer y beber. Cámbiala con la frecuencia idónea y cuando se deteriora.
  2. Mantener distancia: en la medida de lo posible procura mantener la distancia de seguridad recomendada; organiza adecuadamente el espacio disponible.
  3. Ventila los espacios interiores: es fundamental aplicar medidas de correcta ventilación en los espacios cerrados donde van a tener lugar las reuniones.
  4. Higiene: no te olvides del lavado de manos y de la etiqueta respiratoria (normas correctas al toser o estornudar).
  5. Ten especial cuidado con las personas vulnerables de tu entorno.
  6. Agrupaciones limitadas: se aconseja que las celebraciones se limiten a un máximo de dos unidades de convivencia (entendiendo por unidad de convivencia las personas que conviven habitualmente en el mismo domicilio).
  7. Agrupaciones constantes: debe mantenerse el mismo núcleo social o familiar durante todas las fiestas limitando las visitas a múltiples domicilios.
  8. Centros Sociosanitarios:

8.1 Las personas residentes en centros sociosanitarios, que salgan durante estas fiestas, deben realizar a la vuelta una prueba diagnóstica cuando:

  • La salida dure más de 24 horas en el caso de no estar vacunadas,
  • La salida dure más de 48 horas en el caso de estar vacunadas.
  • Es importante controlar los síntomas durante las 48-72 horas tras el regreso a los centros.
  • Las familias deben comunicar con urgencia la aparición de casos positivos en el núcleo donde estuvieron estas personas fuera de la residencia.

8.2 A los profesionales que trabajan en estos centros se le realizará semanalmente un cribado con PCR en saliva, intercalando con test de antígeno.

  1. Por supuesto se recomienda completar o iniciar la pauta de VACUNACIÓN.

La forma óptima de prevenir la transmisión es usar una combinación de todas las medidas preventivas.