BANDALLO // Imagen del traslado del joven de Gondomar a la ambulancia

Iban a pasar un tarde de ocio y casi acaba en tragedia. Un grupo de amigos de Gondomar se acercó hasta las pozas de Loureza, en Oia, para darse un baño. Uno de ellos se tiró al agua pero ya no emergió. Varias personas que se encontraban en el lugar se tiraron, sin pensárselo, a su rescate. Al joven de Gondomar lo sacaron de la poza con síntomas de ahogamiento y le practicaron la reanimación cardiopulmonar mientras no llegaban los servicios de emergencia.

Todo ocurrió poco después de las seis de la tarde. Manuel Ángel, uno de los acompañantes del rescatado nos relató, aún con el susto en el cuerpo, lo sucedido. “Veníamos del curro de las moscas de Torroña y decidimos darnos un baño para refrescarnos. Nos tiramos al agua pero él ya no salió. Gracias a que varias personas se tiraron al agua y lo sacaron, ahora está vivo”.

Los servicios sanitarios de urgencia continuaron con la reanimación. El GES de A Guarda, Guardia Civil y los servicios sanitarios trasladaron al joven en una camilla desde el lugar del suceso hasta la ambulancia. Las labores de rescate fueron laboriosas ya que las pozas se encuentran en un lugar de difícil acceso. Fue trasladado al hospital vigués Álvaro Cunqueiro.