Dentro del marco de las reuniones periódicas que vienen manteniendo el Delegado del Estado en la Zona Franca de Vigo y las Alcaldesas y el Alcalde de Tomiño, O Rosal y A Guarda, esta mañana, han mantenido una nueva reunión en la que han concretado las líneas de trabajo a desarrollar en el informe estratégico sobre la actividad hortofrutícola en Baixo Miño, cuyo objetivo será favorecer el impulso de una de las actividades de la comarca con mayor relevancia y potencial, pero también, con grandes retos y desafíos ante el nuevo paradigma económico.

El estudio incluirá un diagnóstico de la situación real, un análisis de las oportunidades y amenazas del entorno económico actual y futuro, así como las debilidades y fortalezas del sector. Se analizarán exhaustivamente casos de éxito en otras regiones del mundo que puedan resultar inspiradores y, finalmente, se concretarán líneas de acción para el impulso definitivo del sector.

Colaborarán en este estudio, que se pondrá en marcha de manera inmediata, AcuBam, asociación que aglutina a las empresas de la comarca que trabajan en el agro, (hortícolas, productoras de flor cortada y viveros, empresas auxiliares y transporte) y técnicos del Consorcio.

Los alcaldes del Baixo Miño pusieron de manifiesto el excelente punto de partida para el estudio. Y es que los ayuntamientos, productores y otras empresas de la cadena de valor respaldan de forma unánime el proyecto y están decididamente implicados en el esfuerzo conjunto.

Por su parte, Zona Franca destaca la necesidad de llevar a cabo acciones y programas de calado, que tengan un impacto real en el desarrollo económico y social de las comarcas y que proporcionen a los habitantes del rural un medio de vida digno que permita a las generaciones presentes y futuras seguir creciendo en su territorio.