ALFREDO // Vecinos asistentes a la reunión

El campo de golf que se pretende ubicar en Baredo puede tener los días contados. El alcalde de Baiona, Ángel Rodal, aseguró en la tarde de este miércoles a los vecinos de la parroquia baionesa que el proyecto de As Costeiras “tiene muy pocas posibilidades de salir adelante, ya que es muy difícil garantizar el abastecimiento y la calidad del agua”.

Rodal acudió al centro cultural A Cela de Baredo en su tercer día de gira por las parroquias del municipio para explicar las actuaciones que el equipo de gobierno municipal llevó a cabo en los últimos seis meses y los próximos proyectos a realizar en la parroquia. Pero los vecinos lo recibieron bastante enojados y con pancartas que reclamaban la retirada del proyecto de As Costeiras del PXOM, así como con bidones de productos tóxicos como muestra de sus efectos contaminantes.

El regidor, ante la presión vecinal aseguró que será dentro de dos meses y medio cuando se de o no luz verde al proyecto. “Estamos esperando a los informes del equipo redactor que están contestando a las alegaciones presentadas por los vecinos y en base a su respuesta tomaremos una decisión” explicó el regidor.

“O pobo está a dicir que non quere o campo de golf e non imos parar de loitar. Todos os veciños estamos unidos e non nos imos a cansar e se hai que ir por vía contenciosa administrativa, pois teremos que ir”, afirmaba una de la vecinas presentes en la reunión y matizaba que “os informes das consellerías de Medio Ambiente e Sanidade advirten que o complexo non pode abastecerse de auga.”

Los vecinos presentaron más de 3200 alegaciones y más de 3700 firmas para la paralización del Plan Especial de Dotacións e Infraestruturas das Costeiras y su retirada del PXOM.

BANDALLO