Roi Rodríguez, del Kayak Tudense, luchará por el triunfo en la final

La primera jornada del control selectivo de piragüismo que otorga las plazas para participar en las Copas del Mundo y el Campeonato de Europa confirmó el buen momento de forma de Roi Rodríguez, que este viernes luchará por la victoria en K-1 1.000 metros, la clasificación de Adrián Sieiro y Sergio Vallejo, del Piragüismo Poio, en C-2 1.000 metros, y la eliminación de Teresa Portela, en K-1 200 metros, superada por Sara Ouzande en la regata decisiva. En la jornada de este viernes se disputarán varias finales y el sábado terminará la competición con el K-2 1.000 metros con Gabriel Campo Pavón y Rubén Millán como favoritos.

Roi Rodríguez afrontó la semifinal con tranquilidad, pero consciente de que era el primer paso para lograr uno de sus grandes objetivos en la actual temporada. El palista del Kayak Tudense mantuvo un absoluto control de la regata de K-1 1.000 metros y no se dejó sorprender para pasar a la final que se disputará este viernes. No tuvo como rival a Marcus Cooper, el campeón olímpico. Sin embargo, en la final se encontrará con él, en un duelo similar al que protagonizaron en la Copa de España de hace dos semanas. Al igual que en otras especialidades, solo el ganador tendrá derecho a participar en las Copas del Mundo y el Campeonato de Europa en Bulgaria.

Adrián Sieiro y Sergio Vallejo, del Club Piragüismo Poio, fueron los mejores en C-2 1.000 metros, confirmando los pronósticos que les colocaban como los favoritos. Llevaron la iniciativa desde el primer metro y lograron un triunfo sin discusión, superando con claridad a sus adversarios. Al igual que Roi Rodríguez, demostraron encontrarse en un buen momento de forma. Estarán en el Campeonato de Europa.

La que faltará a esa cita será Teresa Portela. La palista del Ría de Aldán se impuso en la semifinal, pero no pudo con Sara Ouzande en la final del K-2 500 metros. Su rival la superó por poco menos de un segundo. Teresa Portela comenzó sus entrenamientos hace poco más de tres meses y todavía no ha alcanzado su mejor nivel. No estará en el Campeonato de Europa, pero todavía tiene opciones de acudir al Mundial. Para esa cita se realizará otro control selectivo en el mes de agosto.

La jornada del viernes en Trasona (Asturias) incluye varias finales con representación gallega. Ana Varela, Brais Casas y Alfonso Domínguez, todos ellos del Kayak Tudense, intentarán conseguir sus plazas en las competiciones internacionales. Por las mismas también lucharán Tono Campos y Diego Romero, favoritos en la finales de canoas. El control selectivo se cerrará el sábado por la mañana con la prueba de K-2 1.000 metros. En la misma estarán Gabriel Campo Pavón y Rubén Millán, los favoritos, y también Roi Rodríguez y Aarón Diéguez, todos ellos componentes del Kayak Tudense.