Salvador Ramos, director médico de Talaso Atlántico

El director médico del Centro de Talasoterapia Talaso Atlántico, Salvador Ramos, ha ampliado el programa de cuidados integrales, que lleva más de diez años desarrollando en pacientes oncológicos, a personas con secuelas de la COVID-19. En parte, algunos de los efectos secundarios que padecen los pacientes con cáncer, como la fatiga crónica, la pérdida de masa muscular o el estrés están presentes como secuelas de la COVID-19.

En ambos casos es preciso una atención multidiscplinar en diferentes niveles asistenciales, preferiblemente, fuera del ámbito hospitalario. Según Ramos, “de ahí surge la necesidad de poner en marcha nuevos espacios y servicios para atenderlos, siendo los entornos naturales como los balnearios y los talasos especialmente útiles. Y es en estos lugares donde los afectados postcovid pueden ser atendidos con un programa de cuidados integrales”.

Salvador Ramos ha formado parte del equipo de trabajo de la Asociación Iberoamericana de Termalismo y Bienestar (AITB), que ha desarrollado y propuesto una cartera de servicios termales y de bienestar a propósito de la COVID-19. Dicha carta de servicios fue presentada en el II Congreso Internacional sobre Agua y Salud, que tuvo lugar en Termatalia Ourense. En ese mismo foro, Talaso Atlántico presentó su programa de cuidados integrales a personas afectadas por cáncer, como un modelo a seguir para atender a las personas afectadas por las secuelas de la COVID-19.

Estos programas de cuidados no reemplazan, según explica Salvador Ramos, la atención médica que están recibiendo estos pacientes, sino que la complementa, acompañándoles y guiándoles para mejorar su calidad de vida, objetivo fundamental en las enfermedades crónicas”. “Se trata -continúa Ramos- de ofrecer un plan de cuidados continuos atendiendo aquellos aspectos que conlleva su enfermedad y que con demasiada frecuencia no son valorados adecuadamente; todo ello basado en las evidencias científicas disponibles y permanentemente actualizadas”.

El programa para pacientes con covid persistente parte de una primera valoración realizada por un equipo multidisciplinar que evalúa sus hábitos de vida, condición física y sintomatología. Tras este estudio inicial, se establecen pautas alimentarias, una propuesta de ejercicio físico personalizada, técnicas de talasoterapia y fisoterapia acuática -en función de su sintomatología-, así como técnicas de relajación y control del estrés.

La amplia experiencia de Salvador Ramos y de todo su equipo de profesionales en el ámbito de la medicina integrativa hace que Talaso Atlántico sea reconocido, en la actualidad, como uno de los centros termales españoles más implicados en este campo. De hecho, coorganiza el Curso de verano de la USC sobre medicina integrativa, que este verano celebrará su VI edición convertido en un foro y lugar de encuentro, en el que científicos, profesionales y pacientes ponen en común experiencias y avances en este campo; reivindicando la necesidad de humanizar el sistema sanitario actual, tan frio y tecnológico como el actual, para ofrecer una atención centrada en el paciente, ya sea oncológico o de otras patologías crónicas, como en este caso los afectados postcovid, ofreciéndoles un programa de cuidados integrales, que lo atiendan en todas sus dimesiones y no solo en la de la enfermedad enfermedad biológica.

La situación post-pandemia en la que nos encontramos, ha provocado un reto asistencial de primer nivel: la asistencia a enfermos a largo plazo y crónicos como los diagnosticados de covid persistente”, concluye Salvador Ramos.