BANDALLO // (ARCHIVO) Imagen del partido entre Mecalia Atlético Guardés y Canyamelar Valencia en A Sangriña.

Cuatro jornadas por delante sin margen de error. Así se presenta el futuro más inmediato para el Mecalia Atlético Guardés, que afronta el último esprint de la competición en 2017.

Las de Prades tienen por delante cuatro compromisos en los que, vista la igualdad de la liga, debería evitar fallar si quiere llegar al parón de noviembre con opciones de seguir peleando por conservar el título de campeón.

El primer reto será este sábado 28 de octubre en A Sangriña ante el Canyamelar Valencia (19:00 horas). Los únicos dos puntos que las de Vicent Nogués tienen en su haber los sumaron en el derbi valenciano ante el Bm. Castellón (31-21). A pesar de no lograr puntuar, pusieron en un aprieto al Zuazo (31-28) y en esta última jornada al Rincón Fertilidad Málaga (19-21). Que “cualquier rival puede crear problemas” es una idea en la que Prades lleva haciendo hincapié desde el inicio de la temporada.

En la octava jornada, las gallegas viajarán a tierras ilicitanas para medirse al Elche Mustang el sábado 4 de noviembre (Pab. Mpal. de Carrús, 18 h). La siguiente semana visitará A Sangriña el Hotel Gran Bilbao-Prosetecnisa Zuazo. El cruce con las vascas ha sido elegido como el más destacado de la décima jornada y se retransmitirá por Teledeporte el 10 de noviembre a las 21 horas.

El último partido oficial del año llevará al Guardés al Levante. El sábado 18 de noviembre se verá las caras con el Bm. Castellón (18:30 horas). Tras este compromiso, la Liga Guerreras Iberdrola se detendrá hasta mediados de enero.

En diciembre, será turno de la actividad de las selecciones nacionales y autonómicas en las que el conjunto de A Guarda espera contar con una nutrida representación.