Bai.Senpulgas

El Decreto de Alarma por coronavirus ha puesto en una situación límite a las perreras, protectoras de animales y las asociaciones voluntarias de acogida a perros y gatos de todo el país, ya que el servicio de atención al público ha quedado totalmente prohibido, excepto en casos excepcionales que se dieron, sobre todo, durante los primeros días de confinamiento.

Bai.Senpulgas no es un caso a parte. Sufre, al igual que las demás protectoras, las consecuencias del estado de alarma. Sus ingresos han descendido notablemente. En sus instalaciones tienen en estos momentos 15 perros y 4 gatos con enfermedades crónicas que no pueden ser acogidos por voluntarios porque requieren de cuidados especiales y de una alimentación especifica.

“Hay sobre 80 animales, entre perros y gatos, que están en casas de acogida. Aquí no los podemos tener. Las instalaciones están cerradas al público y no podemos acoger más animales. Nosotros hacemos turnos para no coincidir. Sacamos un poco a pasear a los perros tratando de no molestar mucho a los vecinos”, señalan desde la protectora.

Desde Bai.senpulgas recuerdan que siempre que se encuentre un animal abandonado en la calle se debe llamar al 112, quienes son los encargados de derivar la llamada a quien corresponda. “El concello es el responsable de la recogida de perros y de gatos, ya sea mediante un centro que tengan concertado o a través de ellos mismos, como les obliga la Ley. Un animal abandonado es una ilegalidad, por consecuente, es responsabilidad de la policía”, apuntan.

La situación de la protectora se ha agravado con el Decreto de Alarma. Sus ingresos entre aportaciones de los socios y de las pocas donaciones que reciben son mínimos y lanzan un SOS para poder cubrir los gastos. “A pesar de que tenemos muchos animales en casas de acogida, nuestros gastos son muy elevados. Los animales que tenemos en las instalaciones de Chaín (Gondomar) están enfermos y necesitan de una alimentación y de un cuidado especial, sólo en veterinarios gastamos 800 euros al mes, por eso necesitamos de la ayuda de la gente”, explican desde la protectora, la cual quiere agradecer al concello de Nigrán la aportación de piensos especiales para los animales enfermos, “por sorpresa y como caído del cielo el Concello de Nigran nos ha donado una gran cantidad de pienso, el cual nos ayudará a sobrellevar esta mala época para todos con algo más de tranquilidad, sabiendo que nuestros pequeños podrán estar tan bien alimentados”.

Donaciones:

ES30 2080 5015 6130 4002 8917 Abanca

Asociación Protectora Bai.Senpulgas

PayPal Bai.Senpulgas

protectora.baisenpulgas@gmail.com

Contacto: 645181585.