ESFOREN

Gestión Democrática de A Guarda presentó una moción por registro en el Concello para que todos los centros escolares guardeses y edificios públicos posean un desfibrilador.

Su presidente, Xerman Cordeiro, indica que “el Concello tiene que iniciar una campaña para la concienciación del uso de los desfibriladores entre el personal de los centros educativos y edificios públicos del municipio”.

Paradas cardíacas en España:

En España se estima que cada año se producen más de 30.000 paradas cardíacas, lo que equivale a una media de un paro cardíaco cada 20 minutos, ocasionando 4 veces más muertes que los accidentes de tráfico.

La muerte súbita es un problema sanitario de primera magnitud, representa un 15% de todas las muertes. En España no tenemos una estadística demasiado precisa, pero se calcula que aproximadamente entre 40.000 y 60.000 españoles fallecen súbitamente cada año. Entre un 40 y 60% de los casos se da en pacientes en los que la muerte súbita es el primer síntoma de enfermedad, son corazones “demasiado buenos para morir”. Sin una rápida actuación la mayoría de los pacientes fallecerá en minutos, por eso la rapidez de la asistencia sanitaria es esencial.

Los colegios y centros educativos son una de las prioridades, pero tan sólo el 5% de centros escolares cuenta con un desfibrilador en sus instalaciones.

Los colegios son puntos en los que, además de la cantidad de niños que acuden diariamente a sus clases, cuentan con una importante cifra de adultos en su entorno. Tanto los profesores como cualquier que forme parte del personal del centro, así como los familiares que llevan y recogen a los pequeños, estarían también bajo la influencia del desfibrilador por si se diese algún incidente cardíaco.

Según datos ofrecidos por empresas especializadas, en el estado español en esta estimación, se alejan de otros países como Francia o Alemania, donde la cifra de colegios cardioprotegidos alcanza un 40%. En España aun hay mucho por hacer para concienciar a la población de la importancia de la cardioprotección y la necesidad de conocer las técnicas de reanimación cardiopulmonar, ya que los datos no son positivos en este sentido.