El pulpo incautado

El nuevo refuerzo del servicio de Guardas Rurales – Guardapescas Marítimos de la Cofradía Santa Tecla de A Guarda, ha sorprendido infraganti esta semana a un pescador deportivo pescando pulpo en época de veda en la costa de Oia.

Cuando se le registró su bolsa, ésta contenía 20 pulpos, los cuales, ninguno llegaba a 1 kg  y 9 de ellos no superaban los 200 gramos, por lo que se le denunció por vía  administrativa.

Recordar que el tamaño mínimo para poder capturar pulpos es de 1 kg de peso y un cupo de 2 pulpos diarios. El único arte de pesca autorizado es la “Garabeta” en la época autorizada, la cual comienza a partir del 1 de julio.

Desde la Xunta de Galicia se informa que se harán severos controles al respecto y, de no respetar la normativa vigente, ésta lleva la consiguiente infracción administrativa y puede llegar a constituir un delito contra la flora y fauna.