ALFREDO

Teniendo en cuenta el gran impacto económico negativo en todos los sectores por culpa del COVID-19, que afecta a un gran número de vecinos, quedan suspendidos en O Rosal todas las tasas e impuestos recaudados a través de la ORAL, el órgano de la Diputación de Pontevedra encargado de colaborar en la gestión y recaudación de la práctica totalidad de los tributos e ingresos de derecho público delegados del municipio.

Esta medida afecta al pagado de tributos como, por ejemplo, el IBI, la basura, el agua, las alcantarillas, vehículos, plusvalías, IAE…

La ORAL, dependiente de la Diputación de Pontevedra, decidió suspender el cobro de tributos con el objetivo de minimizar el impacto fiscal y de facilitar la recuperación de la normalidad a medida que la crisis sanitaria se aminore. Por este motivo, la suspensión estará vigente durante todo el tiempo que dure el estado de alarma.

El nuevo calendario fiscal definitivo del año 2020 se publicará 10 días después de que finalice el estado de alarma.