Quinta prueba del año para el equipo AMF Motorsport, con Alberto Meira y José Murado más motivados que nunca en un Rallye Sur do Condado que podía significar nada menos que la quinta victoria consecutiva para el piloto de Vincios.

La jornada comenzaba de manera brillante, con Meira exprimiendo el Citroën DS3 R5 para anotarse los dos primeros scratchs de la prueba, aunque las diferencias eran mínimas con sus rivales. A partir de la segunda sección las posibilidades de reeditar el triunfo de años precedentes parecían ensombrecerse. Un trompo en la segunda pasada por Ponteareas, cuyas consecuencias pudieron ser peores, puesto que el vehículo llegó a ponerse sobre dos ruedas, se saldaba con 24 segundos cedidos.

Siempre sin rendirse, Meira se llevaba el scratch en el tramo de las bodegas y llegaba al ecuador de la prueba con 16 segundos de desventaja. Una renta que habría podido ser neutralizada gracias al pinchazo de uno de sus rivales, pero el piloto de Gondomar sufría con la mecánica y cedía 34 segundos más en la primera pasada de Salceda, debido a una rotura. La tercera posición parecía sentenciada a falta de la última sección, y aunque Meira recortó su desventaja a la mitad en dos tramos, no pudo salir de ese último peldaño del podio.

Sensación agridulce en las palabras de Alberto Meira quien indicaba que, “una vez más el ritmo era el apropiado para alcanzar el triunfo, pero un error y una avería nos apartaron de cualquier posibilidad. Correr en casa era especial y queríamos brindar la victoria a nuestros patrocinadores, pero ésta tendrá que esperar. Desde luego, en Santiago volveremos a intentarlo con todas nuestras fuerzas.”

Una vez atravesado el punto medio del certamen, Meira se avanza en la segunda posición a 227 puntos (netos) del liderato y con 1.015 puntos todavía en juego los próximos rallyes serán claves en la lucha por el campeonato gallego, cuya próxima parada es el Rali Botafumeiro.