Las puertas rápidas apilables son ideales para uso intensivo en huecos exteriores de grandes dimensiones, gracias a su elevada resistencia a las corrientes de aire. Mediante las barras transversales de refuerzo situadas en la lona, la puerta rápida apilable protege de condiciones atmosféricas adversas, especialmente de las corrientes de aire.

Además de ser resistentes al viento, las puertas apilables para exteriores se pueden fabricar de forma personalizada, según las medidas, color y otros detalles que el cliente prefiera, como las mirillas o accesorios.

Tipo de puertas rápidas apilables

Existen tres tipos de puertas apilables que varían según sus características y el espacio donde se vaya a instalar. Todas las puertas tienen la opción de ser personalizadas según el color o serigrafía de la lona y el método de apertura que puede ser con mando a distancia, sensor o radares. Estos son los tipos de puertas que puedes adquirir:

Puertas rápidas apilables

Las puertas rápidas apilables son elaboradas para el uso en espacios exteriores de grandes dimensiones. Su estanqueidad permite separar diferentes áreas de trabajo para mayor comodidad de los trabajadores. Estas puertas tienen unas barras transversales situadas en la lona, lo que aporta resistencia a corrientes de aire y protege los interiores de cualquier condición atmosférica adversa.

Adicionalmente, las puertas apilables usan un sistema de seguridad llamado fotocélula. Este mecanismo de seguridad permite que la puerta se eleve en caso de detectar algún obstáculo. Para su funcionamiento se requiere un accionamiento de serie por pulsador en el interior y exterior, aunque también permite la elevación manual en caso de falta de corriente.

Estás puertas se pueden encontrar normalmente en las industrias o zonas sanitarias como los hospitales.

Puertas rápidas apilables reforzadas

A diferencia de las puertas rápidas apilables, éstas cuentan con mayor resistencia a las corrientes de aire gracias a los tubos reforzados dimensionados. Ofrecen una resistencia clase 3, sin embargo, pueden llegar a clase 5 para aquellas puertas que cuenten con una medida de 5000 x 7000, convirtiéndose en la solución correcta para cerramientos en exteriores donde la carga de viento es lo suficientemente elevada.

Adicionalmente se les puede añadir una caja de control externa con pulsadores que permiten subir, bajar y el paro de emergencia de la puerta, para mayor seguridad.

Algunos de los lugares donde se recomienda instalarlas son en las entradas a naves industriales o muelles de carga.

Puertas rápidas apilables para astilleros y hangares

Finalmente, las puertas apilables para astilleros y hangares de avión son elaboradas desde cero según los requerimientos de los clientes, tomando en cuenta las medidas, la ubicación donde se instalará y evaluando las corrientes de aire que pueden ser de hasta 280 km/h para diseñarlas con la resistencia al viento necesaria.

Beneficios de instalar puertas rápidas apilables

A diferencia de otras puertas grandes y pesadas, las puertas rápidas apilables están diseñadas con un material ligero y son automatizadas para así optimizar el paso de personas y mercancía, como los procesos de carga y descarga de materiales pesados.