Tomiño continúa con la implantación del plan de compostaje en el marco del Revitaliza, impulsado por la diputación de Pontevedra. Estando previsto que en el primer trimestre del año concluya ya el reparto de los composteiros individuales y la instalación de los comunitarios, el Concello decidió llevar a cabo la adquisición de un camión dotado con grúa.

El vehículo servirá para prestar servicio en la recogida de los restos de poda que el vecindario podrá depositar en los Puntos Verdes, que constituirán puntos de intercambio de materia orgánica situados en las distintas parroquias y que se irán habilitando en los próximos meses. A partir de la trituración de estos restos de poda, se obtendrá el estructurante preciso para los composteiros y podrá ser recogido por los vecinos en esos mismos puntos para que lo puedan usar en los suyos.

La compra del camión fue adjudicada a la empresa Volvo Group España, SAU, por un valor de 126.445,00 euros, que correrán a cargo de la subvención recibida por el Concello de la Diputación de Pontevedra para este plan.

Según la concejal de Medio Ambiente, Ana Belén Casaleiro, después de consultar con el personal municipal que se dedica a labores de mantenimiento y logística, se decidió comprar un camión lo más grande posible y con grúa —el modelo escogido cuenta con una carga útil de 6.509 kg— con el fin de que sea versátil y se pueda emplear para otras necesidades del Concello. “Isto débese tamén a que en Tomiño, en vez de comprar unha trituradora para a poda grande que manexara o persoal municipal, apostamos pola compra de varias trituradoras pequenas que os veciños poidan pedir prestadas para fabricar o seu propio estruturante na casa. Desde o Concello ademáis habilitaremos un curso de formación para que os usuarios interesados saiban como utilizalas”, comenta la concejal.