Archivo

El Concello de Tomiño en su búsqueda de mejorar la red municipal de carreteras, reparando las pistas asfaltadas y pavimentando las que se encuentran en tierra, se van a arreglar cuatro caminos municipales en las parroquias de Santa Mª de Tebra, Tomiño, Amorín y Vilameán.

Las acciones, financiadas por AGADER (Agencia Galega de Desenvolvemento Rural) con 58.340,79€, más 12.251,57€ de IVA, acercado por el Concello (total 70.592,36€), se encuadran dentro del Plan de Mellora de Camiños Municipales (Plan Marco) 2019-2020.

Dada la amplia superficie del Concello de Tomiño, y el gran número de carreteras existentes (más de 500 km.), la tarea de mantenerlas todas en perfecto estado supone un elevado coste. “Cando xorden estas axudas sempre son benvidas, aínda que as contías son moi reducidas para concellos coma o de Tomiño que ten un territorio moi rural», explica el concejal de Obras y Acción Rural, Alexandre Pérez Souto.

Las obras incluidas en el proyecto consisten, concretamente, en la mejora y pavimentación de cuatro caminos municipales. El primero de ellos es un camino entre Ponteciña y Carballal, en la parroquia de Santa Mª de Tebra; el segundo, entre Salgosa y Pé do Monte, en la parroquia de Tomiño; el tercero se encuentra en Carregal  Darriba, en la parroquia de  Amorín, y el último es el camino de Ral, en la parroquia de Vilameán, lo que supone 1.500 metros de viarios.

Todos estos caminos se encuentran pavimentados con aglomerado y hormigón, y después de llevar a cabo obras de canalizaciones es el momento de mejorar la capa de rodadura, ya que son muy transitados.

Al mismo tiempo, se va a llevar a cabo una limpieza de márgenes a lo largo de todos los caminos y también la puesta en cuota de las arquetas. Al ser una obra bianual, una parte se ejecutará este año y el resto en el 2020.La empresa adjudicataria es Covsa.