Archivo

El Concello de Tomiño y la Agencia de Turismo de Galicia firmaron un convenio de colaboración para la construcción de un pantalán en la zona de Goián que facilite el acceso de las personas con diversidad funcional al espacio natural del Miño.

Se trata del primer pantalán cien por cien accesible que garantiza la autonomía de las personas con diversidad funcional para embarcar o desembarcar, ya que todas las infraestructuras diseñadas hasta ahora en los tramos navegables del río solamente son accesibles con mareas medias o altas, dejando con marea baja pendientes de hasta el 45%.

Con un presupuesto de 161.000 euros, a través de este convenio se está construyendo una rampla y un pantalán que cumpla todas las medidas de ángulo, caída y ancho necesarias para facilitar el acceso de las personas con diversidad funcional aparte baja del río Miño y a su estuario. Con la base ya hecha y la estructura a punto de colocarse, las obras de construcción finalizarán a principios de diciembre.

Este proyecto se llevó adelante con la colaboración de la Asociación de Personas con Discapacidad Vontade, una organización sin ánimo de lucro que busca facilitar a este colectivo los recursos necesarios para fomentar su autonomía y autorrealización, y del Club Sin Amarras, que trabaja por la inclusión de las personas con movilidad reducida en el ámbito de los deportes náuticos.