Tomiño ha entrado de nuevo en alerta roja por coronavirus. Esto significa que en los últimos siete días se han registrado en el municipio más de 21 nuevos casos confirmados de covid-19. El Concello del Baixo Miño, con más de 13.400 habitantes, fue el primero de la provincia en entrar el pasado 13 de octubre en esta fase. Un brote en un encuentro de estudiantes del instituto Antón Alonso Ríos, fuera del centro, provocara entonces que la Conselleria de Sanidade elevara el nivel de alerta.

Con Tomiño están en alerta roja Baiona, A Guarda, Nigrán y Tui. Todos estos concellos ya tomaron medidas excepcionales para frenar los contagios y suspendían los actos culturales previstos para este fin de semana.

Por su parte, Gondomar sigue en nivel dos, alerta naranja, con entre 14 y 21 casos confirmados por COVID-19 según el mapa semafórico del SERGAS. O Rosal y Oia están en nivel verde.

El Sergas publica cada día un mapa que asigna un color a cada Concello según la incidencia de casos, aunque sólo dice en qué rango de contagios se mueve, no el número exacto.