El Departamento de Bienestar Social del Concello de Tomiño llevó a cabo varias iniciativas para que nadie quedara atrás esta Navidad, entregando ayudas para alimentos y otros bienes de primera necesidad para las familias en riesgo de exclusión social, así como vales para comprar regalos con el fin de que ningún niño quede sin él.

Recibieron un bono para la compra de regalos 49 niños menores de 12 años, pertenecientes a un total de 29 familias. También se repartió un lote de libros para aquellos menores que superaban los 12 años, además de algún pequeño regalo. En cuanto al reparto de ayudas para alimentos, fueron beneficiadas un total de 22 familias con 58 usuarios en total.

En total fueron destinados en estas iniciativas sociales más de 4.500 euros, un 30% más que el año anterior, una acción que el departamento desarrolla todos los años destinado a las familias y unidades de convivencia en riesgo de exclusión con el objetivo de que puedan pasar una mejor Navidad, en especial aquellas con niños, algo de vital importancia en un contexto de emergencia sanitaria como el actual.