Tomiño, O Rosal y A Guarda estudian con Zona Franca fortalecer el sector agrario en O Baixo Miño

En una reunión mantenida con las alcaldesas de O Rosal, Mª Carmen  Alonso y de O Tomiño, Sandra González y el alcalde de A Guarda, Antonio Lomba, con el delegado de Zona Franca, David Regades se ha comprometido a colaborar con el sector agrícola de O Baixo Miño ya que “tenemos que considerar a este sector primario como un sector empresarial de gran importancia para Galicia por su gran capacidad de generar negocio y, lo que es más importante, por su capacidad de fijar población y cuidar del territorio” 

Los responsables de los tres ayuntamientos expusieron las fortalezas de un sector que en el Baixo Miño se está especializado en cuatro productos: planta ornamental, flor, fruta y vino. Como expuso durante la sesión de trabajo la alcaldesa Sandra González, la planta ornamental tiene en el concello de Tomiño 120 hectáreas de producción en las que se emplea a 300 personas con una fuerte presencia de mano de obra de mujeres alcanzando los 20 millones de euros anuales de facturación. El Vino es otro importante recurso económico que maneja unas 600 hectárea en las que trabajan 250 personas alcanzando una facturación anual de 26 millones de euros. 

En otras magnitudes se manejan la Flor y la Fruta con explotaciones que no están muy capitalizadas y que necesitan tecnología que les permita incrementar su competitividad. Al cultivo de Flor se destinan 25 hectárea que facturan 2 millones d euros y emplean a 25 personas. Por su parte, la Fruta, tiene 350 hectáreas de superficie dedicada a estos productos pero su facturación apenas alcanza los 5 millones anuales y su generación de empleo es de 50 personas.

Para el fortalecimiento del sector Regades propuso a los máximos responsables de los tres ayuntamientos la elaboración de un estudio económico por parte del servicio ARDÁN en base al que se puedan detectar fortalezas y debilidades para establecer políticas adecuadas de cara a aumentar la rentabilidad económica y competitividad de un sector estratégico para la comarca. María del Carmen Alonso, alcaldesa de O Rosal, agradeció esta implicación de Zona Franca ya que “el sector agro del Baixo Miño cuenta con una gran capacidad de desarrollo dado lo benigno de su clima y la fertilidad de su tierra”  

Antonio Lomba, alcalde de A Guarda, precisó que este estudio puede aportar un conocimiento más científico de un sector de la actividad económica de este concello, el más meridional de la provincia de Pontevedra, que combina la explotación de la tierra, con la pesca y el turismo y que debe por tanto conocer en profundidad las potencialidades de cada uno de estos sectores