La Plaza de O Seixo y el Concello de Tomiño.
RUBENS // La Plaza de O Seixo y el Concello de Tomiño.

El Concello de Tomiño aprobó en el pleno ordinario de 24 de mayo la incorporación en el inventario municipal de varias parcelas procedentes del Fondo de Tierras que gestiona Agader a través del Bantegal. Se trata de 10 parcelas localizadas en las parroquias de Goián y Figueiró que engrosaban las 115 parcelas por las que estaba compuesta la “masa común” de la concentración parcelara d´Os Panascos.

La concentración parcelaria d´Os Panascos, a la diferencia de la Estás-Goián- Figueiró, fue concluida en el año 2006 y los títulos entregados en el año 2007. Una vez entregados los títulos a los particulares, resultaron sobrantes 115 parcelas que constituían la “masa común” que transcurrido el tiempo reglamentario pasó la gestión del Banco de Tierras.

La entidad gestora BANTEGAL, por su parte, procedió a la calificación de estas 115 parcelas de las cuales resultaron que 10 carecían de interés productivo por cuestiones diversas. Estas parcelas, y según la legislación, son de titularidad del Concello del término municipal donde se encuentran, por lo que el pasado 7 de febrero, se procedió a la entrega de los títulos de propiedad por parte de Agader al Concello de Tomiño en un acto protocolario en Santiago con la presencia de la Conselleira de Medio rural Ángeles Vázquez.

El último paso para la reglamentación de dichas parcelas era incluirlas en el inventario municipal, previo paso de ser aprobado en pleno como así se hizo en la sesión común de 24 de mayo.

Las restantes 105 parcelas, que pasan a engrosar el banco de tierras, están cualificadas como de uso agrícola y ganadero, pudiendo ser arrendadas por particulares o empresas con el fin de destinarlas a su explotación.

Por otro lado, Tomiño participará en un proyecto piloto que tiene que ver con la dinamización de terrenos en manos particulares que actualmente están improductivos, incluso en estado de abandono. Los interesados podrían participar en el Banco de Tierras incluyendo su parcela para uso productivo a cambio de un arrendamiento.