CEDIDA // La alcaldesa de Tomiño reunida con el presidente de Augas de Galicia

La alcaldesa de Tomiño, Sandra González, se reunió esta semana en Santiago de Compostela con el presidente de Augas de Galicia, Roberto Rodríguez Martínez, con el fin solicitar una vez más, que la Xunta de Galicia, permita llevar a cabo, tal como estaba previsto en anteriores legislaturas, el trecho 3 del colector general, que posibilitaría solucionar la situación de las parroquias de Amorín, Sobrada y Currás, tres de las parroquias más afectadas, por la falta de saneamiento.

La regidora tomiñesa agradeció la buena disposición del director del organismo, que se comprometió a estudiar en profundidad el caso para ver su viabilidad, a través de alguna línea de programas europeos que permita financiar este tipo de obras.

Durante la reunión, la alcaldesa le presentó un resumen de las actuaciones llevadas a cabo en temas de saneamiento en los últimos años, en los que se pasó de las 1020 viviendas que había en 2007 a las 2822 que en la actualidad cuentan con este servicio.

La inversión total para conseguir este cambio supera los 5 millones de euros, invertidos durante las tres últimas legislaturas, completándose este año el saneamiento de los barrios próximos al casco urbano, que dará servicio a 160 nuevos hogares.

El III Tramo del Colector General Torrón-Carregal es un proyecto que cuenta con todos los informes y autorizaciones sectoriales necesarios y con compromiso de financiación de 1,5 millones de euros por parte del gobierno de la Xunta de Galicia desde el año 2007.

A pesar de tener todos los permisos e informes preceptivos y de aprobar el inicio del expediente de expropiación, en el año 2009, la Confederación Hidrológica Miño-Sil traslada la competencia del proyecto a Augas de Galicia. Y dos años después ocurre justamente el contrario, declarando en el 2012 la Confederación Hidrológica la imposibilidad de realizar el colector.

En el 2014 se traslada nuevamente a Augas de Galicia la competencia del proyecto, manteniendo la alcaldesa de Tomiño sendas reuniones con los directores de este organismo para intentar reflotar la obra, de momento, sin éxito.

La materialización del mencionado colector Torrón-Carregal significaría dotar del servicio de saneamiento a más de 3500 vecinos/as de las parroquias de Amorín (Carregal de Arriba, Carregal de Abaixo, Arrotea, Outeiro, Baceiro); Currás (Estrada, Monte, Cruceiro, Barral); Sobrada (Aldea, Torrón, Escampados, Outeiro, Gandariña, Monte, Portela, Cruceiro, Gándara) e Piñeiro (Bouzón, Bouzada, Riás).

La zona más próxima al término municipal de Tui y la que en la actualidad no posee alcantarillado, teniendo que asumir altos cuestes de vaciado de fosas sépticas, con riesgos de contaminación de aguas y del entorno ambiental.