La ciudadanía tomiñesa percibe como puntos positivos en su muinicipio el interés y dinamismo en actividades educativas, la existencia de un fuerte sistema de gobernanza y planificación municipal y de espacios de diálogo y participación ciudadana. También son bien valoradas las alianzas transfronterizas y el enfoque de inclusión social.

Por otra parte, existe la percepción ciudadana de que hay una mayor concentración de actividades en el núcleo urbano, en comparación con las áreas rurales; también de la necesidad de incrementar las actividades de divulgación y sensibilización, y de fortalecer las relaciones con las entidades locales.

Así lo refleja el Plan para la Implementación de los ODS del Concello de Tomiño, presentado esta mañana a la ciudadanía en el Concello, que establece una serie de acciones concretas a corto, medio y largo plazo a nivel local para el período 2022-2024, dentro de la Agenda 2030.

Los técnicos encargados de la redacción de la nueva herramienta expusieron la misma ante la alcaldesa de Tomiño, Sandra González, varios concejales del gobierno y de la oposición, técnicos de la Eurocidade y algunos representantes de las asociaciones con las que se trabajó. Asimismo, estuvo presente Carmen Novas, del Fondo Galego de Cooperación; organismo que promovió el proyecto, con el apoyo de la Xunta de Galicia y del Concello. La responsable de comunicación del Fondo, destacó el hecho de que Tomiño sea uno de los ayuntamientos pioneros en redactar este plan de acción para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible.

Por su parte, González agradeció la tarea realizada, calificando el documento como “unha folla de ruta moi interesante que axudará a marcar as liñas a seguir nos vindeiros anos, xunto a outros plans estratéxicos nos que levamos traballando dende hai tempo” (Plan Estratéxico con Cerveira, Axenda Urbana, Plan de Igualdade, etc.).

El Análisis-Diagnosis sobre la situación de Tomiño con respeto a su contribución y alineamiento con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, fue realizado en base a una metodología participativa que combinó la revisión documental con encuentros y entrevistas con los principales actores del Concello (asociaciones, comunidades de montes, partidos políticos, etc).