BANDALLO // El Mecalia Atlético Guardés celebrando una victoria en A Sangriña (Archivo)

No pudo ser, el sueño europeo del Mecalia Atlético Guardés finalizó ayer tras perder el encuentro de cuartos de final de la Challenge Cup contra el Höörs HK H65 sueco por 24-29.

Las guardesas comenzaron perdiendo el encuentro y tardaron siete minutos en encajar su primer gol. Las nórdicas fueron superiores en todo momento debido a su gran superioridad física y sobre todo a su portera, Ryde, un gran muro de bloques que lo detenía todo.

Tras un tiempo muerto pedido por Prades al ver que sus jugadoras no encontraban soluciones, las guardesas cambiaron de actitud y consiguieron un empate a diez goles y llegaron al descanso con una desventaja de dos tantos.

Ya en el segundo tiempo, las de Prade ponían más corazón que puntería cometiendo más errores que sus rivales, lo que aprovecharon las suecas para llevarse la victoria y pasar a la siguiente ronda de la Challenge Cup.

La afición del Mecalia Atlético Guardés agradeció el esfuerzo de las jugadoras que han hecho historia en Europa. Las de Prade están muy bien posicionadas en liga y en la Copa de la Reina.