la gallega
ALFREDO

En relación al desalojo de las instalaciones de la Pirotecnia La Gallega, en Baldráns, el Concello de Tui quiere manifestar la ausencia de colaboración que está sufriendo por parte de la Subdelegación do Goberno, titular de las autorizaciones en materia de explosivos.

Así, el Concello tras la visita que ayer hizo a la instalación la propiedad para desalojar una parte mínima del material existente en la misma, tuvo conocimiento de que el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Tui, que instruye la causa por la explosión, ordenó a la Subdelegación la retirada y destrucción del material que fue depositado en la pirotecnia por la propia Subdelegación tras ser encontrado en sendos zulos unos días después del suceso de 23 de mayo.

Desde el Concello se considera imprescindible recalcar que hasta el día de ayer no se tuvo conocimiento en el Concello ni de que se había ordenado el depósito del material encontrado en los zulos en la pirotecnia, ni de que el Juzgado había ordenado a la Subdelegación la retirada de este material.

Resulta inadmisible que el Concello no cuente con dicha información toda vez que con fecha 3 octubre de 2018 un asesor municipal se personó en la Subdelegación en Pontevedra para tratar la coordinación entre administraciones, y que el mismo día se solicitó una reunión con la Secretaria General de esta Subdelegación, reunión a la que acudiría el alcalde y los técnicos municipales, no habiéndose obtenido hasta la fecha respuesta alguna por parte de la administración estatal”, indican desde el Concello.

Dado que es el Concello, a través de su alcalde, el que está obligado a ejecutar la sentencia del Juzgado del Contencioso Administrativo nº 1 de Pontevedra de 2014 que anuló la licencia de actividad y obras de la pirotecnia, “es cuando menos muy preocupante que recaiga en el municipio la presión por la inejecución de la resolución judicial cuando hay otra administración también responsable de ejecutar actuaciones relacionadas con el desalojo de material, y por tanto, con la propia actividad de la pirotecnia, que no colabora, ni se reúne, ni suministra información alguna”, explican desde el Concello.

“Estos hechos, por supuesto, van a ser puestos en conocimiento del Juzgado del Contencioso Administrativo nº 1 de Pontevedra a los efectos que procedan y sobre todo cumpliendo con los deberes municipales en ejecución de sentencia”, aseguran desde la administración local.