ALFREDO

El Concello de Tui baraja el aplazamiento de las Fiestas de San Telmo que se tienen previsto celebrar del 11 a 20 de abril. Esta es una de las medidas que están sobre la mesa y de las que informó hoy el alcalde, Enrique Cabaleiro, acompañado por los representantes de todos los grupos municipales de la corporación.

“O evento máis importante que temos por diante, as Festas de San Telmo, no escenario actual de prohibición de concentracións de máis de mil persoas e coas recomendacións e directrices por parte das autoridades sanitarias non se poderían celebrar e serían aprazadas”, así lo manifestaba con toda cautela el regidor tudense. Añadía que habrá que ver los escenarios posibles a un mes vista de la celebración del evento, la evolución de la crisis del coronavirus, y “en función da evolución e seguindo as directrices das autoridades sanitarias tomaremos as decisións que estimemos oportunas”.

El regidor anunció la suspensión del mercado semanal de los jueves y también de la Feria de Oportunidades prevista para la próxima semana, así como de todas las actividades organizadas por el Concello.

Igualmente se cierra todas las equipaciones de titularidad municipal.  En la casa del Concello, como ya se informó ayer, queda suspendida la atención al público y los trámites se harán de manera telefónica o a través de la sede electrónica.  Salvo el registro de entrada que permanecerá abierto y el departamento de Servicios Sociales, se atenderá los casos de extrema urgencia y siempre contactado previamente por vía telefónica.

Junto al alcalde comparecía hoy en rueda de prensa José Ángel Fernández del PP, Juan Miguel Diz Guedes de  Ciudadanos, Xosé Martínez Tato del BNG, José Manuel  Palacín de  C21, y Laureano Alonso de En Marea. También estaban presentes varios miembros del equipo de gobierno. Los portavoces de los grupos de la corporación respaldaron las decisiones tomadas, e hicieron un llamamiento al vecindario a actuar con responsabilidad.

Además de las Fiestas de San Telmo están también sobre la mesa las celebraciones de la Semana Santa, por lo que el próximo lunes los responsables municipales mantendrán una reunión con los responsables de la organización de estos actos para evaluar en el escenario actual a la celebración o suspensión de los mismos.

Esta mañana, la junta de portavoces acordó celebrar la próxima semana la comisión informativa prevista y el pleno ordinario de este mes de marzo, pero a puerta cerrada.

Explicaba el regidor tudense que la corporación municipal asume la responsabilidad de tomar todas estas medidas, pero también hacía un llamamiento a la responsabilidad individual de cada uno de nosotros.

Semanalmente la junta de portavoces se reunirá para estudiar la situación en cada momento y tomar las decisiones que correspondan.