CONCELLO // Los nuevos contenedores de vidrio de Tui

La Unión Europea ha fijado para el año 2020 el objetivo de reciclar el 50% de la basura que se genera en los municipios.

Con tal motivo, el Concello de Tui trabaja con ese fin. En el año 2016 se generaron en el municipio 6.500 toneladas de basura de las que 1.250 fueron recicladas, lo que representa casi el 19% del total.

La implicación de la población en esta tarea es una pieza clave para poco a poco ir acercándose al porcentaje fijado desde Europa. La ampliación de los puntos de recogida selectiva con nuevos colectores y con la puesta en marcha de una experiencia piloto en composteiros comunitarios forman parte del trabajo a favor del reciclaje que se promueve desde el Concello.

Durante el año pasado, de las más de 6.500 toneladas de basura generadas 5.300 fueron enviadas a SOGAMA, siendo uno de los objetivos reducir drásticamente esta cifra, lo que redundará en un ahorro económico importante para las arcas municipales, permitiendo así destinar esos fondos a otros ámbitos.

El Punto Limpio, situado en Guillarei, recogió en 2016 un total de 655,1 toneladas de basura de las que más de 300 fueron de entullos, 104 de vegetales, 77 de madera, casi 57 de plásticos, y 41 de colchones.

Por otra parte, fueron recogidas 228,6 toneladas de vidrio en los contenedores situados por todo el término municipal, 180,3 toneladas de envases ligeros, 155,9 toneladas de cartón y 4,2 toneladas de aceite de cocina usado. Los diez puntos de recogida de aceite usado situados en el casco urbano serán ampliados próximamente con nuevos contenedores en las distintas parroquias. Para facilitar la recogida selectiva está previsto instalar nuevos colectores de los distintos materiales. Mientras en los once contenedores de ropa y calzado se recogieron 25,9 toneladas de material para reciclaje.

Por otra parte en los minipuntos limpios instalados en marzo de 2016 en la plaza de Galicia, y en los cruces de la calle Casal Aboy con Compostela, y de la calle Maristas con la calle Lugo se recogieron 797 kilos de los que 63 fueron de CDs y DVDs, 29 de cartuchos de impresora, 31 de teléfonos móviles, 100 de aparatos eléctricos y electrónicos, 515 de pilas y baterías de móviles y 59 de lámparas de bajo consumo y led. También el año pasado fueron colocados once puntos de recogida de ropa y calzado en la ciudad y contenedores para depositar excrementos caninos.