FOTO TVE // El helicóptero de TVE encargado de la retransmisión aérea

Cuando el pasado mes de diciembre se anunciaba que Baiona sería la meta de la segunda etapa de la Vuelta a España 2016, todo el mundo pensaba que sería una forma de publicitar la villa de manera gratuita para los millones de personas de los más de 190 países de todo el mundo que lo verían en directo.

La bahía de Baiona, la Virgen de la Roca o el Parador se verían en todo el planeta y sería un escaparate para el turismo de la villa a través de los ojos de las cámaras y del helicóptero de TVE.

Pero la realidad fue otra. El final de la segunda etapa coincidió con el final de los Juegos Olímpicos de Río y TVE dejó en un segundo plano la Vuelta. Por el primer canal del Ente Público retrasmitieron el partido de baloncesto de la selección española, mientras que en Teledeporte pasaron las finales de gimnasia rítmica, con lo que TVE pasó para la segunda cadena la Vuelta y apenas alcanzó un 3,2 % de share con 336.000 espectadores.

Por otro lado, las famosas imágenes aéreas que el helicóptero captaría de Baiona no han aparecido en pantalla. Es más, en la retransmisión en directo el helicóptero de TVE no sobrevoló Baiona y las últimas imágenes aéreas que ofrecieron fueron de Monteferro. Sólo se pudieron ver del municipio unas imágenes terrestres del Parador y de la Carabela la Pinta, con lo que la villa perdió una oportunidad única de promocionar su patrimonio cultural en todo el mundo.

Pero Baiona no fue la única perjudicada. Los famosos Cañones do Sil también se vieron afectados por la falta de tomas aéreas en la retransmisión en directo, lo que provocó cientos de debates en las redes sociales. Los comentaristas de Televisión Española explicaron que se debía a una avería en el helicóptero.