Nigrán solicita a la Xunta la cesión de la titularidad de la calle Otero Pedrayo
ALFREDO

El partido Independiente Unión Centrista de Nigrán (UCN), espera que tras la reunión llevada cabo por la delegada territorial de la Xunta, Corina Porro y el alcalde Juan González, en la reciente visita institucional al Concello, «sirva de una vez por todas para que la Xunta deje de hacer oídos sordos y se implique de verdad en resolver un grave problema de seguridad vial que afecta a la rúa Otero Pedrayo».

UCN urge a la Xunta que atienda «las demandas y el clamor popular de los vecinos de Nigrán que llevan años reclamando soluciones que no llegan, a pesar de haberse aprobado hace más de tres años, una moción para que la Administración Autonómica ejecute las obras necesarias de mejora, acuerdo que contó con el apoyo unánime de todos los grupos de la Corporación, pero que sin embargo, parece que no entra dentro de las prioridades de la Consellería de Infraestructuras«, señalan desde UCN quienes se preguntan «a que espera el PP local para arrimar el hombro?. O tienen que movilizarse los vecinos y salir a la calle para reivindicar el derecho a tener un vial digno?».

El partido Independiente sostiene que la solución del problema no está en que la Xunta le pase el muerto al Concello, «mientras los verdaderos responsables se frotan las manos con tan brillante idea y que seguramente aceptarán de buen agrado, pero el alcalde no puede permitir un nuevo agravio a los vecinos de Nigrán por parte de la Xunta, como sucedió con la anulación del convenio aprobado de abastecimiento y saneamiento a Parada de 1.000.000€, y que fue anulado unilateralmente sin dar explicaciones en el año 2015. Su obligación como alcalde pasa por defender los intereses de los vecinos, con firmeza y contundencia, cuando sean tratados injustamente», indican.

«UCN lamenta finalmente que el alcalde no aprovechara el encuentro con la Delegada, para reclamar también medidas de seguridad vial en la PO-325 (ctra. pola Vía), entre otros, el pintado de pasos de peatones a la altura del SAU-6, y que tampoco nada se hizo, a pesar de la denuncia pública de personas con movilidad reducida y que no pueden cruzar para acceder al transporte público», concluye el partido independiente.