El ciclista de A Guarda acaba de terminar segundo clasificado en Vigo este fin de semana en una nueva edición del Díptico Ciclista de Galicia, tras los éxitos del 2008, 2016 y 2017. Concluyó segundo el sábado y el domingo.

El guardés viajaba a la ciudad olívica este fin de semana para disputar el Díptico de Galicia, prueba que venció como Sub-23 en 2008 y en categoría élite en 2016 y 2017. Tras las buenas sensaciones y resultados alcanzados en la presente temporada y en este mes de agosto, el Campeón de Galicia, Campeón de España y Mundial Open, logra en Vigo un nuevo éxito para su palmarés este 2018 en esta prestigiosa prueba autonómica, ya consolidada por su larga tradición.

“El mes de agosto sabía que sería decisivo y muy cargado de competiciones, por ello me preparé a conciencia. Tras las dos victorias en los Campeonatos de España y del Mundo Open de ruta, este segundo puesto en el Díptico ratifica un mes pletórico y de ensueño. Es un momento para disfrutar pero con los pies en el suelo, pues cuesta mucho llegar ahí arriba y rápido bajas”, indicó el corredor guardés.

La competición arrancaba el sábado por la tarde con el primero de los circuitos, 20 vueltas de 900 metros, que eran la prueba de fondo. Tras un apretado esprint, el guardés terminaba segundo. A continuación, se corrió la carrera americana por eliminación, que consiste en ir eliminando corredores cada vuelta al paso por meta. En esta el corredor del Cortizo-Anova terminaba tercero y sumaba 22 puntos, rematando en la clasificación general segundo empatado con el primero a la espera de la decisiva jornada del domingo.

La mañana del domingo la competición se trasladó a la Puerta del Sol y al Monte Castro. Arrancaba con la tradicional cronoescalada de 3,5 kilómetros entre el Sireno y la cima del Castro. El récord lo tiene el corredor del Cortizo-Anova, tras vencer en 2014 con 5:58. Este año fue duodécimo con un crono de 6:30, sumando un nuevo punto a la clasificación.

A continuación arrancaba el último de los circuitos, donde se daban 15 vueltas en el Castro. Estévez terminaba segundo y segundo también en la clasificación final en la jornada dominical, pero aunque dio superado al vencedor del sábado, un nuevo corredor sumó más puntos este domingo, privándole de la tercera victoria consecutiva en esta prestigiosa prueba. El cuarto díptico de su palmarés tendrá que esperar.

Tenía grandes recuerdos en Vigo, pues ganara ya tres veces, la última en 2017, y otras tres veces a las puertas de la victoria con segundos puestos. Quería volver a triunfar, sabía que sería muy difícil por el alto nivel de los rivales, pero nada me quitó las ganas y la ilusión para conseguir hacer realidad mi objetivo. Al final, fui segundo a tan solo 4 puntos del vencedor. Satisfecho con lo conseguido estos dos días”, explicó Estevez.

Aser Estévez regresa a la competición el próximo domingo en la Vuelta Ciclista a Cantabria, prueba que tiene tres etapas y arranca con la cronoescalada en La Atalaya de Santander.