ALFREDO

Desagradable situación la vivida este martes por los funcionarios de los Servicios Sociales de Gondomar. Un usuario de sus instalaciones, irrumpió en el inmueble con bolsas llenas de sus propias heces y las esparció por el pasillo.

Se trata de un vecino de Gondomar que lleva pocos años residiendo en la Villa Condal. Las cámaras de seguridad registraron los hechos sobre las 9:30 horas. El joven entró a las dependencias municipales con las bolsas, e incluso con un cubo, y les espetó a los funcionarios que allí había presentes, “esto es un regalo para vosotros”, y vació lo que contenían al suelo. Al parecer, el autor de este desagradable suceso, tiene un problema en el baño de su vivienda.

Tras los hechos, el edificio tuvo que ser cerrado al público y los excrementos, que el enfadado vecino dejó en el lugar, fueron retirados por el personal del servicio de limpieza del Concello, que ya denunció los hechos ante la Guardia Civil. La Benemérita investiga al gondomareño por los presuntos delitos de coacciones y desordenes públicos.

Los funcionarios del departamento de Servicios Sociales de Gondomar, indicaron este jueves a Telemariñas que el incidente “está siendo investigado por las fuerzas del orden y es uno más de los que están acostumbrados a lidiar, sin que tenga la mayor importancia”.