ALFREDO

Un peatón ha resultado herido esta tarde tras ser alcanzado por un vehículo cuando cruzaba la carretera PO-331 a la altura de Vincios, Gondomar.

La escasa de visibilidad a la hora en la que ocurrió el siniestro, a las 19:13 horas, y que el hombre, de unos 61 años y vecino de la zona, cruzó la vía sin chaleco reflectante por un lugar no habilitado para ello, podrían ser, a falta de investigaciones más pormenorizadas, las causas principales del accidente.

A consecuencia de ello, el peatón se golpeó con el espejo retrovisor izquierdo del vehículo, cayó sobre el asfalto y fue trasladado en una ambulancia del 061 a un hospital de referencia. Otro coche que circulaba detrás del turismo accidentado colisionó con este en la parte trasera sin que se produjeran daños personales, pero sí materiales.

El accidente ocasionó importantes retenciones, tanto en la entrada de Vincios en sentido Porriño, como en dirección a la villa Condal. La Guardia Civil de Tráfico reguló la circulación hasta la retira de los vehículos accidentados y se hizo cargo del atestado. Hasta el lugar también acudió la Guardia Civil de Gondomar.

Paso de peatones regulado por un semáforo.

Los vecinos de la zona donde se ha producido el accidente reclaman la instalación de un paso de peatones regulado por un semáforo para cruzar la carretera ante la existencia de un lugar habilitado para ello. “Estamos cansados de solicitárselo al Concello porque aquí no hay ningún paso de cebra y tenemos que cruzar la carretera corriendo, con el consiguiente peligro. Prueba de ello es lo que pasó hoy. Si hubiera un semáforo, esto no hubiera ocurrido”, señala una vecina.

El accidente vuelve a poner sobre la mesa la necesidad de que tanto peatones como conductores extremen las medidas de precaución. Así, se recomienda a los conductores que guarden las distancias de seguridad y respeten siempre los límites de velocidad, mientras que los peatones deben cruzar la vía por zonas habilitadas y usar prendas reflectantes.