Un terremoto de 3,8 de magnitud en la escala de Richter y con epicentro en Megaço (Portugal), cerca de la frontera con España, se ha dejado notar en todo O Baixo Miño, Val Miñor, Condado, Louriña, A Paradanta, Pontereas y prácticamente en todo el sur de la comunidad gallega.

El seísmo ocurrió a las 20:55 de este sábado a 24 kilómetros de profundidad y ha sobresaltado a los vecinos de las localidades limítrofes con el país luso. En las redes sociales eran muchos los que indicaban que sintieron el terremoto, “se ha movido el sofá de casa”, indicaban vecinos de Goián, Amorín, Fuigueiró o Piñeiro. De momento no hay canstancia de daños personales.