Un turismo atropella y mata a un jabalí en el vial que une A Guarda con Goián

Los jabalíes provocan cada año numerosos accidentes de tráfico en las carreteras. Por desgracia, este animal suele ser una inocente víctima de unas normas de tráfico que no comprende. 

En la comarca de O Baixo Miño es muy habitual toparse con un jabalí en la vía. El último accidente que hemos registrado en Telemariñas ocurrió ayer sobre las 21:30 horas. Un turismo no pudo evitar colisionar contra un jabalí que se encontraba en medio de la calzada, en el vial CG-4.2 que une A Guarda con Goián, aunque en el término municipal de A Guarda. Esta vez no hubo que lamentar daños personales, sólo daños materiales en el vehículo y por desgracia, la muerte del animal. Al lugar acudió una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico, Conservación de Estradas y el GES de A Guarda.

Se trata de algo serio y a su vez peligroso. Afortunadamente, la mayoría de los percances tienen consecuencias menores y no van más allá del susto y alguna herida leve para el conductor o los ocupantes del vehículo, el cual suele quedar destrozado. Por otra parte se encuentra el animal, inocente víctima de unas normas de tráfico que no comprende, muere en el acto o es sacrificado tras el golpe para evitarle más sufrimientos.

El jabalí es nocturno y, las noches en estos meses son más largas, por lo que la probabilidad de que se produzca un percance aumenta. Además durante estos últimos meses coinciden con la época de caza y las batidas, que les hacen huir y cruzar con frecuencia las carreteras.