Una avería mecánica frustra las opciones al título gallego de Alberto Meira

No pudo ser: Alberto Meira llegaba a Lugo con ánimo de pelear por el triunfo en el Rally San Froilán, y seguir en su pugna por el título gallego de rallies, pero una avería en la caja de cambios le obligaba a abandonar a falta de los dos últimos tramos, cuando estaba ocupando la segunda posición del rally, por detrás de Víctor Senra.

A mitad de carrera Meira (al que en esta ocasión copilotaba el lucense Mario Tomé en sustitución del habitual José Murado) ocupaba la tercera posición del rally, a sólo 7 segundos de la cabeza. Sin embargo sería en la sección vespertina cuando surgían los problemas técnicos, “algo se ha roto en la caja, concretamente con la cuarta velocidad, y he tenido que completar este tramo a ritmo muy reducido. No sé si conseguiremos solucionarlo en la asistencia, porque el tiempo que nos permiten es muy escaso. Si no es posible hacerlo a tiempo, probablemente tendremos que abandonar”, indicaba Meira en la meta del sexto tramo”.

Esos temores se materializaban minutos después, en el parque de trabajo de Outeiro de Rei, cuando el equipo de Alberto Meira optaba por abandonar la prueba. El posterior triunfo de Víctor Senra sentenciaba a su favor el Campeonato Gallego, sin necesidad ya de la última carrera.

“Toca dar la enhorabuena a Víctor y a todo su equipo. Creo que les hemos hecho correr mucho a lo largo de todo el año, demostrando que nuestro Mitsubishi, aunque más veterano que los vehículos R5, todavía puede dar mucha guerra. Nuestra temporada se cerrará en el Rally Comarca da Ulloa, donde como siempre y al margen de que el campeonato esté decidido, voy a salir a por la victoria con ánimo de ofrecerla a mi equipo, patrocinadores y gente que nos sigue y apoya. Mi enhorabuena y agradecimiento a todos los aficionados que han estado en los tramos del San Froilán, soportando la lluvia y el frío”, explicó el piloto de Vincios.