CONTROL ALCOHOLEMIA
FOTO GUARDIA CIVIL DE TRÁFICO // Archivo.

La Guardia Civil investiga, por un delito contra la seguridad vial, a una vecina de Silleda embarazada que sufrió un accidente de circulación en Tomiño, cuando conducía con una elevada tasa de alcohol que quintuplicaba el máximo permitido.

Los hechos ocurrieron durante el pasado fin de semana con ocasión de un accidente de circulación entre dos turismos, con daños materiales, que se produjo en una céntrica calle de Tomiño en el que, al no haber un acuerdo previo entre las partes, solicitaron la mediación de la Guardia Civil.

Cuando llegaron al lugar los efectivos del Destacamento de Tráfico de O Porriño pudieron observar que una de las conductoras, en notorio estado de gestación, presentaba síntomas evidentes de ingesta de alcohol como: un fuerte olor, las pupilas dilatadas, apatía, incoherencias en las respuestas y cierto adormecimiento. Al realizarle la prueba de alcoholemia constataron que arrojaba unos elevados resultados de 1,42 y 1,46 mg/l., que quintuplicaba la tasa máxima permitida.

Ante estas circunstancias, además de las actuaciones propias de investigación y reconstrucción del accidente, se instruyen diligencias judiciales a la conductora, MM.T.L., de 47 años, por un supuesto delito contra la seguridad vial.

En caso de ser condenada, esta persona podría enfrentarse a la pena de prisión, de tres a seis meses, con una de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior de uno a cuatro años.