La fotógrafa tomiñesa Pily Reñones fue recibida hoy en el Salón de Plenos del Concello de Tomiño por la alcaldesa Sandra González y parte del equipo de gobierno. En un emotivo acto la regidora, acompañada por varios miembros de su equipo, agradeció la generosidad de la fotógrafa, que quiso agasajar al Concello con una copia oficial de la obra nominada en la categoría de Gráfico Documental en los últimos Premios Goya de Fotografía Profesional y Vídeo.

Sandra González, agradeció el regalo y felicitó a la fotógrafa por su trabajo relacionado con la visibilización de la mujer, “un tema co que estamos moi sensibilizados neste goberno”. Prometió buscarle un lugar muy especial, lo mismo que se hizo en el año 2019 con “Holanda”, retrato de un anciano de Riós (Ourense), con el que también obtuvo un nombramiento a los premios de fotografía zaragozanos.

Fotógrafa especializada en bodas y actos sociales, cultiva una rica cara en fotos de autor, foto fija para documentales y conciertos, como los que hizo con Pablo Alborán, Fito, Hombres G, María do Ceu o Herederos da Cruz.

La foto con la que logró su segundo nombramiento a los Goya de Fotografía retrata a Virginia, una mujer de 92 años, de una parroquia de Ponteareas, abuela de una amiga. Una mujer bella, vital y alegre que regentó antiguamente una tienda de ultramarinos, de la que guardia innumerables recuerdos. Comentó la autora que la inspiración le llegó cuándo vio a la señora colocarse junto a una antigua pesa que aún descansa encima del mostrador. Pensó en ese rato que la imagen era “unha boa metáfora da vida; dos contrapesos, das penas e alegrías, do camiño…e dunha muller que finalmente sorrí”.

La fotógrafa quiso que el Concello tuviera una copia de ese trabajo tan importante para ella, porque aquí todos os veciños poden velo, na miña casa non”.