Usan un georadar para buscar más salinas romanas en A Guarda
Georadar

A largo de la semana pasada se realizó un estudio geofísico en el entorno de las  salinas romanas del Seixal. Estos trabajos se llevaron a cabo en colaboración con el Centro de Arqueometría de la Universidad Complutense. El objetivo de esta actuación  fue la de comprobar la extensión de las  salinas del Seixal en la Costa de A Guarda.

Durante la excavación llevada a cabo en 2018 se descubrió una amplia extensión de la salina romana, pero se pudo comprobar que las estructuras se extienden más allá del área excavada. El proyecto “A Guarda, Mar de Sal” no se limita a la excavación, sino que por medio de las últimas tecnologías se quiere conseguir la imagen más amplia y precisa posible de la extensión y de la morfología de estas  salinas. Para eso, se cuenta con un georadar, un sistema que permite hacer lecturas en el subsuelo y comprobar la existencia de estructuras arqueológicas. Una vez finalizado el proceso de toma de datos, se procesarán los mismos que, se confía, permitan comprender mejor la  salina del Seixal.

Además de los trabajos de prospección geofísica también se amplió la prospección por la costa de A Guarda. El estudio sistemático de la franja costera permitió identificar dos nuevas zonas con vestigios de salinas romanas, localizadas en el  entorno de la Cetárea Redonda o de Pepe Sobrino.

A largo de las próximas semanas se iniciarán los trabajos para la consolidación y restauración de las salinas que garantizará su apertura definitiva al público.

El proyecto “Mar de Sal” se fundamenta en la necesidad de sustentar el desarrollo patrimonial sobre un sólido respaldo científico. El estudio riguroso de los paisajes de la sal y su puesta en valor permitirán crear un recurso patrimonial puesto al servicio de la ciudadanía.

El importe total subvencionado por parte de la Consellería do Mar es de 74,496,68€, repartidos en dos anualidades(2018 y 2019).