Vecinos de Vilaza denuncian que están sin teléfono fijo e internet desde el sábado
ALFREDO // Rita Posada señala la finca privada donde se realizó la tala

Más de 50 familias de Vilarés, en la parroquia gondomareña de Vilaza, denuncian que están sin servicio de telefonía fija e internet desde el pasado sábado. El cable desde el que reciben el suministro apareció cortado y sospechan que haya tenido algo que ver una tala realizada días atrás en una finca privada.

Una de las vecinas afectadas es Loli, que esta mañana mostraba su malestar ante la pasividad de la compañía proveedora a la hora de arreglar al avería. “Por mucho que llames no hay manera. Llevo desde el sábado intentándolo y no lo arreglan. Lo más curioso es que mi compañía de teléfonos me dice que la avería está arreglada desde el sábado, a pesar de que los cables están tirados en el suelo, al lado de la carretera”, indicó.

Llamamos a la compañía y la solución que nos dan es cero”. Así de contundente se muestra Rita Posada, otra de las vecinas afectadas. Esta usuaria quiso pedir cita médica para el centro de salud de Gondomar a través de internet y no pudo hacerlo. “Estamos incomunicados. Ya se nos acabaron los datos del móvil. Estamos cabreados porque llamamos a Telefónica y nos dicen que están arreglando la avería, pero aquí no apareció nadie del servicio técnico”, aseguró. Posada también apuntó que “la gente nos llama por teléfono, les da tono y piensan que no estamos en casa. Es una vergüenza”.

Su hijo Pablo, de 15 años, estudiará el próximo curso un ciclo mecanizado en el colegio Lar de Vigo. Quiere solicitar una beca a la Xunta de Galicia pero no lo puede hacer por la falta de internet. “Las becas se solicitan a través de la red, pero no puedo hacerlo. Tengo de plazo hasta finales de septiembre y no se si podré solicitarla”, afirma el adolescente.

Pero no sólo son particulares los que están afectados por esta incidencia. María Portela regenta un establecimiento de venta de piensos y está muy indignada por que su negocio depende mucho de los pedidos que recibe a través de la línea telefónica. “Hay gente que llama por teléfono y les salta el contestador. Hacen el pedido pero nosotros no lo escuchamos, por lo que no podemos llevar la mercancía y perdemos de vender. Pasan los días y esto no se arregla”.

La empresaria asegura que se puso en contacto dos o tres veces con la compañía y le dijeron que estaban arreglando la avería, “pero de momento nada. Probablemente cambiaremos de compañía y pondremos una reclamación. He perdido de vender por su culpa y no sabemos aún hasta cuando esto seguirá así”, afirmó.

Vecinos de Vilaza denuncian que están sin teléfono fijo e internet desde el sábado
ALFREDO // Pablo y su madre Rita muestran el cable de la línea de telefónica cortado