Vecinos de Marzán denuncian las “exageradas” expropiaciones de las obras de ampliación de la PO-353
ALFREDO // Una de las zonas afectadas por las expropiaciones

Vecinos de Marzán, en O Rosal, manifestaron su malestar por la situación de abandono e injusticia por la que, afirman, están siendo sometidos por parte de las distintas Administraciones que están ejecutando las obras de ampliación de la PO-353, entre Marzán y Pancenteo.

Lo que en un principio iba a ser una obra para mejorar la calidad de vida de los vecinos de la zona, ahora se está convirtiendo en una auténtica pesadilla. Hace unos días que comenzaron las obras y los vecinos afectados por las expropiaciones se han puesto en pie de guerra porque, afirman, “no se están realizando los trabajos como en un principio se había informado”. Asimismo, “la zona que están expropiando es mayor de la dijeron al inicio” señala una vecina afectada.

Esta misma vecina ya ha puesto una denuncia ante la Guardia Civil “porque las máquinas entraron en mi propiedad sin autorización dado que yo no firmara nada, porque no estaba de acuerdo con las expropiaciones. Además, no pude defenderme cuando las excavadoras se llevaron mi terreno porque cuando sucedió no estaba en casa. Spicológicamente mi familia está muy afectada” indica.

Por otra parte, varios vecinos se están movilizando para crear una plataforma en contra de las “exageradas” expropiaciones que la Xunta está llevando a cabo en O Rosal para ejecutar la obra.

Las obras consisten en la actuación en la sección de la carretera, la renovación y ampliación de las aceras, la incorporación de una senda peatonal, el relevo del drenaje longitudinal, y la ampliación de los drenajes transversales, refuerzo de firme y renovación de la señalización, balizamiento y defensas a lo largo del trecho objetivo del proyecto.

De este modo, se aumentará la plataforma existente hasta los 7,5 metros de ancho, ajustándose en planta y alzado a la carretera actual. También se realizará un refuerzo del firme mediante extendido de una capa de regulación de 5 centímetros de espesor y una capa de rodaje de 3 centímetros.

Para la ejecución de estas obras, que tienen un presupuesto de 900.000 euros, se expropiaron un total de 139 fincas, lo que supuso un coste a mayores de 311.558 euros, elevándose así el coste total de la obra hasta los 1,2 millones de euros.

BANDALLO