El alcalde de Nigrán, Juan González, y el edil de Educación, Luis Sanromán, despidieron este lunes en Panxón, a una quincena de alumnos del colegio español “Luis Vives” de Larache, ciudad portuaria del noroeste de Marruecos, a 85 km de Tánger.

Los alumnos disfrutaron en Nigrán de su viaje fin de estudios de 6º de Primaria acompañados de su tutor Pablo Fernández, profesor de inglés en el CPI de Panxón que este curso se encuentra en comisión de servicios en este centro marroquí dependiente del Ministerio de Educación español.

Durante estos días, los alumnos estuvieron alojados en el CEE de Panxón, centro con el que también compartieron diversas actividades. “Aunque al ser un colegio español el viaje fin de estudios es casi siempre a España, esta es la primera vez que el ‘ Luis Vives’ viene a Galicia”, señala Pablo Fernández, quien no dudó en proponer la opción de Nigrán y ejercer de embajador.

Durante estos días los jóvenes participaron en un torneo con el Panxón Fútbol sala, hicieron surf con Prado Surf, fueron al cine, compartieron talleres con los alumnos del CEE de Panxón y conocieron al fin a los estudiantes del CPI de Panxón, con los que mantenían correspondencia a lo largo de todo el curso.

El colegio español ‘ Luis Vives’ está formado por 200 alumnos, el 50 % de ellos de nacionalidad española y el 50% marroquíes, estos últimos deben pasar una prueba de acceso. Marruecos, con 11, es el país que acoge más centros exteriores de titularidad española, habiendo un total de 18 centros de este tipo dispersados por el mundo.

“Realmente son colegios de excelencia donde se preserva el idioma. En Marruecos tienen muchísima demanda porque después el alumnado puede optar a continuar sus estudios en el sistema universitario español”, resume Pablo.