ALFREDO // Bienvenido Durán señalando la zona donde llegó el Chapapote

El pasado martes 5 de diciembre, se cumplieron 15 años de la entrada en Oia del Chapapote del Prestige y, a día de hoy, aún hay piedras teñidas de negro.

Era jueves. A primera hora de la mañana, Bienvenido Durán, marinero y vecino de la zona, se dirigía a pescar como un día cualquiera. Cuando llegó a la zona conocida como “Xan Blanco”, estaba todo lleno de Chapapote. El olor era insoportable y dio la voz de alarma. Rápidamente se pusieron en marcha los mecanismos para la limpieza y cerrar la costa Atlántica de Oia, O Rosal y A Guarda.

Al mismo tiempo, también se avisó a una piscifactoría cercana para no que utilizaran el agua del mar y muriesen los peces que tenía en los tanques. “Comenzaron a venir las autoridades competentes de aquel entonces. El desorden era evidente. Nadie sabía como reaccionar ante un desastre de esta magnitud,” recuerda Bienvenido.

El chapapote llegara a la zona conocida como Xan Blanco, Os Naís y O Lamerio en As Mariñas, Oia. Toneladas de crudo tiñeron de negro las piedras del mar. Peces, algas y pájaros luchaban por sobrevivir. El desastre ecológico era evidente.

Durante casi un mes, cientos de voluntarios provenientes de todos los rincones del mundo recogieron el chapote en Oia. “Recuerdo que cientos de personas llegaron para limpiar las piedras. Cadenas humanas de más de cien metros de largo, vestidas de blanco, llevaban de mano en mano el chapapote desde el mar hasta los depósitos que recogían el crudo” explica el vecino.

Le dábamos de beber, café con leche, y hasta le encendíamos un pitillo a los voluntarios porque ellos no podían. Le quitábamos la mascarilla y le limpiábamos la boca para que bebiesen y te daban las gracias. Me venían las lagrimas a los ojos” afirma Durán. Según este marinero, “desde que pasó lo del Prestige, en las zonas donde llegó el Chapapote, los cangrejos de piedra han aumentado su población un 200 %”.

Pero este no es el primer desastre ecológico que tiñó de negro la costa de Oia. Bienvenido recuerda que cuando fue lo del Polycommander, en mayo de 1970, nadie vino a limpiar nada. Con el paso de los años el mar se fue llevando el Chapapote poco a poco “y seguimos pescando igual. Nadie nos asesoró y no pasó nada” . A día de hoy, aún quedan restos del crudo que el barco noruego arrojó al mar tras chocar contra los arrecifes en las Islas Cíes.

Vídeo del Chapapote en As Mariñas, Mougás, Oia. 05/12/2002

ALFREDO // Vecinos limpiando Chapapote en “Os Nais”
ALFREDO // Limpieza del Chapapote en “Os Nais”