Un total de 180 mayores de Nigrán participaron ayer en el programa de turismo social destinado al vecindario de la tercera edad con una visita guiada a la isla de San Simón y una comida-baile en Redondela.

Los participantes salieron en cuatro autobuses a las 10:00 horas desde la Casa del Concello hacia Vilaboa para allí dividirse en dos grupos de 90 personas que visitaron alternativamente San Simón y las salinas de Ulló.

Se trata de la primera vez que Nigrán ofrece una excursión a esta isla, un lugar que fue empleado a lo largo de su Historia como monasterio, hospital, cárcel y hogar para niños huérfanos. A la misma acudió el alcalde de la localidad, historiador que precisamente ha publicado un libro sobre su uso como cárcel durante el franquismo. Al finalizar, el grupo al completo almorzó en el restaurante Casas de Redondela, donde se divirtieron con un baile hasta bien avanzada la tarde.

El gobierno local de Nigrán entiende que viajar para las personas mayores después de la inactividad del Covid-19 es especialmente importante. «Non só serve para descubrir lugares novos, senón que aporta moitísimos beneficios especialmente útiles para eles, como a mellora do ánimo, aumento da creatividade, mellora da capacidade de resolver problemas, estimulación da actividade cerebral e reconstituínte da memoria e da atención».

En ese sentido, el alcalde de Nigrán, Juan González, deja clara su apuesta por este programa, » porque a todos estes beneficios hai que engadir que se socializarán e, en definitiva, faraos sentir máis felices e vitais”.