Desde el inicio de la pandemia, el Concello de A Guarda ha puesto en marcha diversas actuaciones para ayudar a paliar los efectos económicos de esta crisis. Este mismo lunes abrió el plazo de su última línea de ayudas, dirigida a negocios y entidades del sector terciario que desarrollen actividades económicas. Cuenta con una partida presupuestaria de 75.000 euros.

El rango de gastos subvencionables en esta segunda convocatoria incluye:

  • La adquisición de material fungible o la adopción de medidas sanitarias para combatir la propagación del COVID-19 (mascarillas, gel, mamparas…).
  • La asistencia externa para labores de desinfección de equipos, instalaciones y personas.
  • La asistencia de un servicio de prevención ajeno para la evaluación de puestos de trabajo que puedan ser población de riesgo frente a la COVID-19.
  • Gastos por licencias de uso de herramientas informáticas para impulsar el teletrabajo y el comercio por internet vinculados a la actividad empresarial, o derivados de medidas obligatorias por la situación sanitaria.
  • Alquiler de bienes inmuebles (locales y terrenos).
  • Cuotas de autónomos y Seguridad Social.

Las ayudas podrán ascender hasta 3.000 euros por negocio, y deberán solicitarse a partir del día siguiente a su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Pontevedra (BOPPO). Las solicitudes se presentarán de forma presencial en el Registro General del Concello o de forma telemática en su Sede electrónica.