El pasado viernes, la Diputación de Pontevedra y el Concello de A Guarda firmaron el convenio para el acondicionamiento de los accesos a la playa de O Muiño, puerta del espacio natural protegido del Estuario del Río Miño.

El acondicionamiento de los accesos a la playa de O Muiño forma parte del proyecto de cooperación europea ‘ Visit Río Miño’, de Preservación y valorización del Río Miño Transfronterizo, en concreto dentro de las actuaciones comprendidas para la creación de la ‘Anillo Verde del Miño’, que consiste en una «red de senderos que comprende más de cien kilómetros de ciclovías y caminos pedestres entre Galicia y Portugal y es, sin duda, uno de los mayores atractivos de este territorio y de todo el sur de la provincia».

El presupuesto total asciende a casi 200.000 euros, y las actuaciones previstas tienen una doble finalidad, por una parte la recuperación del entorno, preservando y protegiendo un espacio de alto valor ecológico, y por otro lado, la mejora de la accesibilidad y los servicios de la playa para la ciudadanía.

En la actualidad los accesos a la playa de O Muiño consiste en una plataforma de relleno y un muro, así como un aparcamiento a pie de playa. El proyecto incluye la construcción de una rotonda para la regulación del tráfico, la ampliación de las entradas al arenal y la creación de una plataforma peatonal de acceso a playa.

El alcalde de la localidad, Antonio Lomba, manifestó su satisfacción con la firma de este convenio y destacó la relevancia de estas obras que «permitirán regenerar una de las zonas más importantes para el Concello desde un punto de vista turístico y medioambiental.» Según explicó, el actual acceso al arenal «rompía la conexión con la naturaleza» y presentaba «cierta degradación«. Con estas actuaciones «recuperaremos esta área convirtiéndola en un paisaje muy cuidado, donde las personas prevalecerán sobre los coches», evitando que los vehículos puedan llegar hasta la orilla de la playa y que permitirán a la ciudadanía «disfrutar aun más se cabe de este entorno inigualable«.

La actuación, enmarcada dentro del proyecto “Visit Río Miño”, consistirá en la conexión de dos senderos que desembocan en el arenal, un marítimo y otro fluvial, consolidando un nuevo trecho del “Anillo Verde” del río transfronterizo formado por rutas gallego – portuguesas ya consolidadas, uno de los mayores atractivos del sur de la provincia.

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, el diputado de Cooperación Transfronteriza y director de la AECT Río Miño, Uxío Benítez y el alcalde de A Guarda, Antonio Lomba, coincidieron en destacar la relevancia de esta actuación para recuperar un espacio natural de altísimo valor turístico y medioambiental.